PREPARANDO CANNES. PARTE 1

“GOINGBIONIC” EN ESPAÑOL, POR HAMMAD ZAIDI

Hammad Zaidi agente internacional de ventas
HAMMAD ZAIDI, AGENTE INTERNACIONAL DE VENTASFundador de Lonely Seal Releasing Company, una compañia de distribución internacional de cine y televisión, situada en California, y socio de Industry Corporation, una compañía canadiense de tecnología y entretenimiento multinacional. Hammad es autor del blog especializado GoingBionic

Hola a todos. Espero que hayáis tenido una maravillosa semana. Estoy sentado en mi balcón en Redondo Beach, viendo las olas del océano romper en la arena y estoy pensando en otra majestuosa playa que me encanta, la de Cannes. Y he pensado que hoy podría ser un buen día para empezar una serie sobre el festival-y-mercado más importante del universo y más allá. Sea o no, que tú, o tu proyecto, vaya a Cannes el próximo mayo, vas a querer archivar esta información en la carpeta de “cosas importantes que hay que saber” sobre vender tu película en el mundo.

Así que, como cubrir este asunto va a llevar mas de una columna, divulgaré más reflexiones y estrategias sobre cómo asistir o tener tu película representada en Cannes en las próximas semanas. Por hoy, me gustaría hablar de cinco puntos clave que todo cineasta debería conocer sobre negociar con agentes de ventas que representan películas independientes en Cannes.

Recuerda, la información es poder, ¡y yo no podría estar haciendo mi trabajo si no te proveo de, por lo menos, un poquito de poder!

(Nota: Para los que habéis estado leyendo esta columna desde el principio, algunas cosas os van a parecer como una clase de refresco (esperemos que no os parezca una regurgitación). Sin embargo, para los que son nuevos en Going Bionic, gracias por apuntaros. Espero ganarme el derecho a que me prestéis vuestros ojos de nuevo el próximo martes).

¡De acuerdo, vamos al grano!

Factor clave nº1 – El mercado de Cannes es el Alfa y el Omega de todos los mercados.

No quiero hacerme el Bíblico, pero es cierto. Ningún otro mercado en el planeta tiene el caché, influencia o potencial de ventas sin descanso que tiene Cannes. En cuanto a cómo otros mercados se comparan con Cannes, en dos palabras: no pueden. Ni se acercan. Cannes es donde convergen todos los compradores del mundo cada mes de mayo. El lugar es hermoso, el tiempo es perfecto, y los compradores normalmente vienen hasta arriba (o por lo menos medio cargados) de chequeras. Dicho fácil, Cannes es donde los cineastas quieren tener sus películas representadas y donde las empresas de ventas necesitan asistir. Por tanto, tu mejor apuesta para conseguir distribuir tu película es tenerla representada en el mercado de Cannes por un agente de ventas/distribuidor internacional.

Factor clave nº2 – Evita los agentes de venta que te piden dinero por llevar tu película a Cannes.
Esta práctica es el engaño de todos los engaños, y hacerlo no te va a beneficiar. Si una empresa de distribución internacional/agente de ventas te pide que les pagues 2.500-7.500$ en concepto de “gastos administrativos” por su viaje y costes adheridos para que puedan representar tu película en Cannes, NO LO HAGAS. Joder, no lo hagas incluso si bajan su tarifa a 1.000$. Aquí está por qué:

1) Están haciendo lo mismo a 300 o más directores.
2) Si consiguen que 100 directores les paguen una tarifa de 5.000$, ellos, o el agente de ventas, está consiguiendo 500.000$ en tarifas – antes de levantar un dedo para vender las 100 películas que tienen. Por tanto, van a tener CERO motivación para vender tu película. Si, asistir a Cannes es insoportablemente caro para una compañía de ventas (de hecho, asesina mi chequera cada Mayo), pero si una compañía/agente de ventas no puede permitirse ir a Cannes sin tu dinero, entonces no es la empresa a la que debes confiar el futuro de tu película.

Factor clave nº3 – El coste de los gastos administrativos puede variar tremendamente.
Mientras que las tarifas por adelantado son poco éticas en la mayoría de los casos, cada empresa o agencia de ventas tiene gastos administrativos en adición al porcentaje de ventas que generan (incluida la mía). Sin embargo, estos gastos deberían pagarse gracias a las ventas iniciales que tu película genere. De esta manera, tu agencia de ventas tiene que trabajar para cobrar, y tu no te quedas sin dinero por sus tasas. Dependiendo de la empresa, los gastos de administración van desde 50.000 a 250.000$. Pero no te preocupes, todo es negociable en muchos casos, las tasas pueden negociarse a la baja. En mi empresa, tendemos a situarnos en un ratio rentable y normalmente cargamos menos por representar documentales que por películas de ficción, porque los documentales inherentemente hacen menos dinero que la ficción.

Mientras que distintos factores determinan cuánto carga una agencia en gastos administrativos, aquí van algunos importantes:

1) Las empresas más grandes cargan un infierno mas en tasas (a veces 10 veces más) porque tienen más gastos generales que absorber. Sin embargo, “más grande” no quiere decir “mejor”. No digo eso porque mi empresa sea pequeña. La verdad es: las propias películas – no las agencias de ventas, dictan su valor. Así que, no hay necesidad de gastar demasiado en una agencia de ventas porque estás tirando el dinero.
2) Tipo (ficción, documental, etc)
3) Género (acción, ciencia ficción, thriller,…)
4) Alcance (percepción del potencial de la película en la taquilla)

Simplemente recuerda que a no ser que tu película se dispare y se convierta en una entre 12.000 que rompe el techo de ventas, probablemente hará menos dinero en ventas internacionales del que te imaginas o esperas. Por tanto, tienes que ser muy listo sobre con quién posicionas tu película.

Factor clave nº4: El valor de las películas independientes se ha desplomado internacionalmente.

El valor de las películas independientes ha caído en picado en los últimos tres o cuatro años y la profundidad de la caída sigue a peor. Lo que pasa aquí es que si tu film no tiene estrellas de categoría A, va a ser muy difícil venderla y distribuirla. Por categoría “A” queremos decir Angelina Jolie y Johnny Depp, no Parker Posey (“La casa de los recuerdos”) y Michael Madsen (“Reservoir Dogs”). El problema es, que incluso grandes estrellas de Hollywood como Angelina y Johnny valen mucho menos para los compradores, porque la crisis económica mundial ha reajustado los valores en Hollywood. Así que , si los actores en la cima de la colina valen menos para los compradores, entonces TODO EL MUNDO por debajo de ellos se ha estrellado y quemado en cuanto a valor se refiere. Lo que esto significa para las películas independientes es, que prácticamente no valen nada para los compradores en estos días.

No quiero parecer cruel, pero si un comprador de cine puede pelearse una película mucho más grande por lo mismo que le hubiese costado una independiente hace tres años, entonces la demanda de independientes se tambalea gravemente.

Factor clave nº5. Los compradores reputados no negocian con directores.

Cada año en Cannes conozco a unos cuantos directores que compran un stand de ventas por 20.000$ en un esfuerzo por “quitarse de en medio a la agencia de ventas” y vender su película ellos mismos. El problema es, que los compradores de cine reputados y los distribuidores no negocian con los directores directamente. Además, si lo hacen, van a ofrecer de lejos menos dinero al director de lo que hubieran ofrecido a la agencia de ventas que representara la misma película.

La razón principal para estos dos puntos es que los compradores de cine y distribuidores no pueden confiar en que un director sin experiencia en distribución internacional “entregue su película” a tiempo – o que ni siquiera sepa como “entregar una película”. Aquellos de vosotros que no sabéis qué significa “entregar una película” o qué son los “materiales”, acabáis de darme la razón. Si quieres conocer lo que es, échale un vistazo a mi artículo llamado “Entregar la película”. La conclusión es que a los profesionales de cualquier industria les gusta trabajar con los que han trabajado antes. Y esto es especialmente verdad en el negocio del cine internacional, porque los tratos son de país a país, así que se necesita una gran cantidad de confianza para llegar a un acuerdo.

Así que los cineastas, mejor que se dediquen a crear y hacer su arte, y que dejen a las compañías que están entrenadas en vender películas internacionalmente que hagan la venta.

Bueno, gente. Esto es lo que tengo por hoy. Por 101 vez, te agradezco amablemente que me prestes tus ojos y espero ganarme el derecho de tomarlos prestados de nuevo el próximo martes.

Puedes seguirme en twitter @Lonelyseal

Lee el original en Going Bionic.

Traducido por Tina Olivares

Síguenos @Creandocine y en nuestro Facebook Creando Cine.

Consulta nuestro catálogo de cursos. Próxima convocatoria: Haz tu propia película. Taller de Autoproducción. 19 y 20 sep – Barcelona y 3 y 4 octubre- Madrid.

Leave a Comment