LEONARDO DA VINCI TAMBIÉN PEDÍA TRABAJO EN 1482

SOLICITUD DE TRABAJO DEL RENACIMIENTO. LEONARDO DA VINCI. 1482

¿Has encontrado trabajo? …¿O estás buscando todavía? No desesperes.

Se consciente de que mantienes un pulso con el desánimo.

Tienes que recuperar la confianza en tu propia valía para salir airoso. Y que no te importe que los gobiernos, sistematicamente, hablen de recuperación económica basándose en cifras, cantidades de gente que ha encontrado un empleo, sin importar si son, o no, el manifiesto de la realización profesional de esas personas. La mejor forma de conseguir salir adelante es visualizar tus capacidades.

Te proponemos que te leas la solicitud de trabajo que le mandó Leonardo DaVinci a Ludovico Sforza en 1482.

Posiblemente la más sobresaliente carta de petición de trabajo de todos los tiempos:

«Ilustrísimo Señor mío, después de ver y considerar suficientemente las pruebas de todos aquellos que se llaman maestros y compositores de instrumentos bélicos, y toda vez que la invención y operación con dichos instrumentos no están fuera del uso corriente; me esforzaré, sin menoscabo de otras, en hacerme entender por Su Excelencia, le abriré mis secretos y me pongo a su disposición para llevar a efecto y demostrar cuando lo estime oportuno aquellas cosas que en parte brevemente se anotan a continuación:

1. Tengo proyectos de puentes ligerísimos y fuertes, que se pueden transportar con mucha facilidad (…).
2. Sé cómo, en el asedio de una tierra, sacar el agua de los fosos y hacer un número infinito de puentes, (…) escalas de cuerda y otros instrumentos (…).
3. Si, por la altura del terreno o por la fuerza del lugar y del sitio no se pudiese en un asedio usar el oficio de las bombas, conozco maneras de acabar con ciudadelas y fortalezas, aun cuando estén construidas en la roca.
4. Asimismo tengo ideas para hacer cañones comodísimos y muy fáciles de trasladar, con los que tirar piedras pequeñas como una lluvia de granizo (…).
5. Y, si sucediera estando en el mar, tengo planos de numerosos instrumentos utilísimos para atacar y defenderse, incluyendo barcos que resistirían el fuego de los mayores cañones, y polvo y humo.
6. También conozco modos de llegar sigilosamente a un determinado lugar por cuevas y pasajes secretos, aunque fuera para ello necesario pasar bajo un río.
7. Puedo hacer también carros cubiertos, seguros e inofensivos con los que entrar dentro de las líneasenemigas con artillería, y no habrá compañía de hombres de armas tan grande como para que los carros no la deshagan. Y tras ellos la infantería llegará y los encontrará prácticamente desarmados y sin apenas oposición.
8. Del mismo modo, si fuera preciso, haré cañones morteros y artillería de formas bellísimas y útiles, fuera del uso común.
9. En tiempos de paz, creo que puedo darle tanta satisfacción como cualquier otro en arquitectura, en la construcción de edificios públicos y privados, así como en la conducción del agua de un sitio a otro.
10. Puedo realizar esculturas en mármol, bronce o barro, así como pinturas, y mi trabajo puede compararse al de cualquier otro, quien quiera que sea.
11. Además, yo podría asumir la obra del caballo de bronce que será gloria inmortal y honor eterno de la memoria feliz del Señor padre vuestro y de la ilustre casa de los Sforza.

Y si alguna de las cosas mencionadas le pareciesen a alguien imposibles o no factibles, me declaro dispuesto a hacerle una demostración en su parque o en el lugar que prefiera Vuestra Excelencia, a quien me encomiendo con toda humildad».

Consiguió el puesto.

(Cita de «Atrévase a pensar como Leonardo DaVinci» Ed. Punto de Lectura).

Nuestro próximo curso es este sábado 10 de enero: «Aprende a presupuestar tus proyectos». Dur.: 8 horas. Intensivo.

CURSOS

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.